lunes, 19 de diciembre de 2011

Viajar en avión con diabetes

Siempre y cuando el viaje implique usar el avión, como medio de transporte, y la insulina sea parte de nuestra terapia habitual deberíamos tener en cuenta una serie de recomendaciones que nos ayudarán a manejarnos con soltura en el aeropuerto y que nuestra medicación llegue al destino en perfectas condiciones.
  • Conviene llegar al aeropuerto con el tiempo suficiente para facturar el equipaje y embarcar en el avión. Es posible que revisen nuestro equipaje de mano y nos formulen algunas preguntas acerca de nuestras provisiones diabéticas.
  • Para más seguridad, es recomendable tener una receta de nuestro médico para justificar todos los materiales transportados en nuestro equipaje para controlar debidamente nuestra diabetes. Por supuesto, el nombre de la receta debería corresponder con el nombre impreso en nuestros billetes de avión.
  • No merece la pena preocuparse si no se puede refrigerar la insulina durante el vuelo, ya que se aguanta perfectamente a temperatura ambiente, fuera de la nevera, hasta un mes.
  • Referente al equipaje de mano, sería conveniente informarse de lo que se permite y lo que no se permite según las directrices de la Administración de Seguridad en el Transporte. Se permiten transportar hasta 236 ml de insulina con recetas que lleven el nombre que aparece en el billete del pasajero y hasta 118 ml de insulina sin receta.
  • Si necesitamos viajar con provisiones que superan las cantidades que se permiten en el equipaje de mano, asegurémonos de empaquetarlas en el equipaje facturado. Ya que la bodega de carga se puede exponer a temperaturas frías, es recomendable aislar eficazmente cualquier dispositivo de insulina. Como recomendación general es mejor que toda la insulina la llevemos en el equipaje de mano. Al llegar al destino es conveniente revisar la insulina para detectar si está en buen estado o existe cristalización o turbidez. Si sospechamos que puede encontrarse en mal estado desecharíamos la pluma/dispositivo sin usarla.
  • Son muchas las personas con diabetes que llevan siempre encima un zumo en tetrabrick para tratar algún eventual episodio de hipoglucemia. Para viajar, podemos sustituir el zumo por pastillas de glucosa,  tipo Glucosport, perfectamente utilizables para el tratamiento de episodios de hipoglucemia.


Como consecuencia de los atentados terroristas llevados a cabo el 11 de septiembre de 2001, La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA- Federal Aviation Administration) ha implementado medidas de seguridad en todos los aeropuertos.
La FAA ha implementado medidas de seguridad en los aeropuertos de Estados Unidos, pero que también han sido adoptadas en todos los aeropuertos a nivel mundial para evitar nuevos atentados y que de esa manera todos los pasajeros se sientan más seguros a la hora de viajar en avión.


La Asociación Americana de Diabetes (American Diabetes Association) ha difundido una información recibida de la FAA que contiene una lista de las previsiones que deben tener las personas con Diabetes que requieran viajar desde cualquier aeropuerto de Estados Unidos con sus implementos y equipos (inyectadoras, lancetas, insulina, monitores de glicemia, etc.) necesarios para controlar adecuadamente la Diabetes.
En Estados Unidos, casi todos los productos farmacéuticos que utilizan las personas con Diabetes (inyectadoras, insulina, etc.) deben ser adquiridos bajo prescripción médica y las farmacias los entregan con sus respectivas etiquetas pre-impresas con los datos completos del paciente y del producto. Por lo que las personas en Estados Unidos necesitarán tomar las siguientes previsiones:
1.- Las personas con Diabetes podrán abordar el avión con sus inyectadoras de insulina, una vez que se determine que esa persona esté debidamente documentada, enseñando la insulina con su respectiva etiqueta profesional, pre-impresa por la farmacia expendedora y en la cual se identifique claramente a la insulina y al paciente.
Debido a que generalmente en estas farmacias colocan estas etiquetas en la caja de la insulina, la FAA recomienda llevar la insulina en la caja original etiquetada por la farmacia expendedora.
2.- Para las personas con Diabetes que quieran chequear sus niveles de glicemia durante el vuelo, pero no requieran insulina, podrán abordar el avión con sus lancetas siempre y cuando éstas estén tapadas y sean de la misma marca comercial del monitor de glicemia que utilicen. Los nombres de la marca de las lancetas y del monitor se deben ver claramente para ser comparados.
3.- El glucagón viene en un estuche o caja plástica que tiene una etiqueta pre-impresa por la farmacia expendedora, con los datos del paciente. Sugerimos a aquellas personas con Diabetes que desean llevar glucagón en el avión, hacerlo llevando el “kit” intacto en el estuche original con la etiqueta pre-impresa por la farmacia expendedora.
4.- Para abordar aviones en aeropuertos de Estados Unidos, las prescripciones o cartas médicas no serán válidas en sustitución de las recomendaciones anteriores.
5.- Las medidas de seguridad detalladas anteriormente serán válidas para viajar desde cualquier aeropuerto de Estados Unidos.

Viajando desde otros países
En otros países, especialmente de Latinoamérica,  la mayoría de estos productos (inyectadoras, insulinas, etc.) se pueden adquirir sin necesidad de prescripción médica, por lo que en esos países, estos productos no vienen etiquetados, y en este caso si se requerirá una carta del médico tratante (en papelería pre-impresa) y en la cual especifique en detalle los datos del paciente y el tratamiento indicado. Está carta deberá ser entregada al médico encargado de la aerolínea con suficiente anticipación para que éste autorice al pasajero a abordar el avión con todos los implementos de diabetes que requiera durante su viaje, sin ningún problema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada